Ley del suelo y participación ciudadana para frenar la corrupción inmobiliaria, llega el buen rollito

La ministra de Vivienda, María Antonia Trujillo, dice que la Ley del Suelo (actualmente en trámite parlamentario) contiene una serie de medidas que contribuirán a «frenar» la corrupción.

Según esta nueva ley los contribuyentes puedan participar más activamente en los procesos de ordenación y gestión de los solares.

Según la ministra, el nuevo texto «se plantea desde la perspectiva del ciudadano y en clara sintonía con los objetivos del desarrollo sostenible».

Frases como “desarrollo sostenible” o “poner en valor” me hacen gracia, pero leer que las medidas son para favorecer la participación ciudadana son las que me provocan unas compulsivas carcajadas.

Me imagino en cualquier ayuntamiento dando la palabra a sus vecinos para procesos de ordenación y gestión de los solares, los constructores y promotores sentados en una gran mesa con alcaldes, concejales, técnicos y vecinos todos en armonía y buen rollito.

Una de dos o la Ministra no sabe como funcionan los ayuntamientos o directamente le importa un silbato y no es más que un hablar de lo que está de moda.

Porque ser corrupto es ya una moda, de repente todos hablan de corrupción, de especulación, la clase política no pueden parar eso y no saben que hacer para limpiar su imagen.

El urbanismo solo da dinero si es salvaje y los ayuntamientos que lo saben siguen peleando para acumular competencias en materia de vivienda, que es lo que vende, pero lo peor es que los alcaldes de los municipios medios y pequeños, esos alcaldes que deberían ser los ciudadanos de a pié, los vecinos comprometidos, esos currantes del bien social se han tornado en seres inaccesibles, enchaquetados lejanos, elementos VIP, rodeados de un halo de importancia política y sueldos insultantes.

Antes podías parar a un alcalde y decirle lo que pensabas, ejercitar tu derecho a ser escuchado por aquel que meses antes se había entregado al bien común entregándote una flor o una tarjetita a la puerta de tu casa.

Antes podias ir a la casa del pueblo y llamar a la puerta del alcalde y llamarle por su nombre, ahora el entramado de los partidos y sus estúpidas guerras los han convertido en seres desconfiados, hoscos, huidizos.

Ya no se distingue un promotor inmobiliario, de un constructor, de un alcalde, de un concejal de verbenas ,todos parecen lo mismo.

Basta mirarlos a la cara,la tienen muy dura, dura como un ladrillo.

Si tienes en tu ciudad/pueblo un alcalde humano te agradecería que dejaras un comentario aquí con su nombre y la localidad en la que se encuentran, para tratar de hacer un censo de gestores decentes, honrados o cuando menos normales, seguro que pasarán a la historia, eso sí, en una muy pequeña lista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: